¿Qué es el veganismo?

Si preguntáramos “¿qué es el veganismo?”, a personas que encontremos por la calle, es posible que la mayor parte dijera “lo que sigue la gente que no come carne”, y por tanto el vegano es “el que no come carne”. Mucha gente piensa que el veganismo es “no comer carne”. Pero es mucho más que eso.

¿Cómo podríamos definirlo? Lo más inmediato es decir que es una “forma de vida”. Una forma de vida que rechaza el uso de cualquier producto obtenido a partir de los animales no humanos (no sólo alimentario), o aprovecharse del trabajo de los animales para sacar beneficio de ellos, no respetar su bienestar, y cualquier otra acción o inacción que provoque sufrimiento a estos seres. Así, rechazaría comer carne y otros productos como leche, miel, huevos, usar piel, plumas, los zoos, los circos con animales, fiestas y prácticas crueles, la experimentación animal; usarlos para confección de ropa y calzado; y el uso de ingredientes de origen animal en cosmética.

Pero no, no es sólo eso. El veganismo no es sólo esta cáscara, esta parte visible, que todos conocemos. Lo que hay detrás es una posición política: el antiespecismo.

Pero… ¿qué es el especismo?

El especismo es una forma de discriminación, basada en la diferencia de especie, colocando una especie (la humana) por encima de las demás, y, así, poder poner al resto al servicio de la que es “superior”.

El especismo implica la superioridad humana sobre el resto de especies animales, lo que lleva a tomar a estos como recursos para uso y disfrute de aquellos. Y se basa en la búsqueda de diferencias para crear una polarización entre lo que es “humano” y superior, y lo que es “animal” o inferior.  Por tanto el antiespecismo es la no discriminación de otros seres, por el hecho de pertenecer a otras especies.

 ¿Cómo surgen los “veganos” para la sociedad?

En 1847 se fundó la Sociedad Vegetariana, que ya hablaba sobre los tipos de vegetarianos que había, por ejemplo, los que comían huevos, lácteos, y los que no. En 1944 Donald Watson y Elsie Shrigley establecieron la Vegan Society, desde la cual arrancó la publicación de un boletín llamado The Vegan news, Y ésta es la primera vez que se usó la palabra “vegan” para designar a las personas que no comían otros productos animales, aparte de la carne.

 ¿Por qué una persona se hace vegana?

Según el libro de Lucía Martinez Vegetarianos con-cienciados, una persona se haría vegetariana (también podríamos aplicarlo a vegana), por uno o varios de estos 5 motivos: el bienestar animal; el medio ambiente; motivos políticos y justicia social; salud; y creencias religiosas. Aunque se describen éstas, por ser las más frecuentes, podrá haber otras motivaciones distintas.

El Día Mundial del Veganismo.

Como tantos otros eventos y colectivos, el Veganismo también tiene su día, y éste es el día 1 de noviembre. ¿De dónde procede esa fecha? En 1994, la presidenta de la Sociedad Vegana de Reino Unido, Louise Wallis, propuso ese día de celebración, en el año en que se cumplían 50 años de la fundación de esta Sociedad. Según sus palabras: “We knew the Society had been founded in November 1944 but didn’t know the exact date, so I decided to go for 1 November, partly because I liked the idea of this date coinciding with Samhain/Halloween and the Day of the Dead – traditional times for feasting and celebration, both apt and auspicious”

 ¿Cómo celebrar el Día Mundial del Veganismo?

Hay muchas cosas que podemos hacer este día. Un ejemplo nos lo da la Unión Vegetariana Española (UVE), con su reto de la #semanaveganauve, con consejos e ideas para conseguir una alimentación más vegetal.

Podemos aprovechar para debatir con nuestros seres queridos por qué somos o no somos veganos. Los que sí lo somos podemos comunicar las dificultades en los comienzos, las dudas, las ayudas que fuimos recibiendo, las lecturas que nos hicieron sentir que pisábamos suelo más firme. Podemos animar a los no veganos a acercarse a esta opción saludable, ética y sostenible.

Podemos buscar información sobre cómo está el veganismo hoy en el mundo, cuántas personas veganas se estima que hay, en el mundo, en mi país, en mi ciudad.

Podemos buscar nuevos restaurantes veganos en nuestra ciudad y, quizá, quedar con convivientes o amigos, para visitar uno. O también sería una muy buena opción organizar una comida vegana en casa, y hacer nuestro mejor repertorio de recetas, e invitar a nuestros seres queridos a probarlas.

Otra propuesta sería visitar alguna de las múltiples organizaciones de lucha por la liberación o la protección animal, y asociarse, u ofrecerse como voluntario. Hacer una donación a uno de los santuarios de animales, una protectora, de tu ciudad, de tu país, o animarte también aquí al voluntariado. Ése puede ser el comienzo de una gran amistad.

También podemos, en una versión más solitaria, aprovechar para estar con nosotros mismos, recordar cómo llegamos hasta aquí, y cuál ha sido nuestro camino, sentirnos orgullosos por el camino recorrido que quizá no ha sido tan fácil.

Sería bonito también aprovechar para estar con nuestros seres queridos no humanos, y disfrutar de buenos momentos juntos.

También sería importante reflexionar sobre otras cuestiones: para qué celebramos este día –¿por sentirnos mejor nosotros, animales humanos?, ¿por visibilizarlos a ellos, animales no humanos?-, ¿en qué punto estamos en la lucha antiespecista?

Como conclusión diría que este día, el Día Mundial del Veganismo, realmente será motivo de celebración el día que la última jaula, al fin, esté vacía.

Hagamos lo que hagamos, aprovechemos para hacer llegar a más personas el mensaje de respeto por nuestros compañeros de planeta.

¡Feliz Día Mundial del Veganismo!

Fuentes de inspiración y de información

https://www.cuerpomente.com/nos-inspiran/dia-mundial-veganismo_5414
https://www.diamundialveganismo.org/que-es-el-dmdelv/
https://www.desdeabajo.info/ambiente/item/25149-especismo-antropocentricoveganismo-
moderno-colonial-y-configuracion-de-formas-de-vida-una-propuesta-politica-yaen-
marcha.html
Martínez, L (2018). Vegetarianos concienciados. Ed Planeta.

Rosanela

Licenciada en biología y psicología, amante de la vida y del respeto a la diversidad desde muy pequeñita. Cualquiera que me conoce lo sabe, siempre salvando lombrices, hormigas, enviando info sobre la realidad de la industria… Por un mundo mejor.